Solicite su cita

Buenos hábitos para el cuidado de la visión


Curva de presión

La presión intraocular en el paciente con glaucoma es en la mayoría de las ocasiones variable a través del día, el examen de curva de presión es la medición de la presión ocular que se realiza durante un día o una noche para establecer variaciones y picos de presión, se realiza idealmente con un tonómetro electrónico y durante un tiempo mínimo de 12 horas. Este examen es obligatorio en los siguientes casos:

  1. En todos los pacientes con sospecha de glaucoma, deterioro en el campo visual y/o otros signos sugestivos de la enfermedad y que en una toma de presión aislada se les encuentra una presión normal.
  2. En todos los pacientes con diagnóstico de glaucoma de presión normal.
  3. En todos los pacientes a quienes se les confirma el diagnóstico de glaucoma de ángulo abierto. Sin este examen no se podrá identificar la presión máxima durante el día sobre la cual se debe ajustar el tratamiento correcto para mantener estable la presión y detener el daño irreversible causado por glaucoma. 
  4. En los pacientes que desean verificar la efectividad del tratamiento en uso para control del glaucoma o pacientes en quienes no se está seguro que la terapia cumpla totalmente su función.

Este examen es realizado con tonómetro electrónico de no contacto Reichert, el cual permite mediciones rápidas y precisas de la presión intraocular sin contacto con el ojo del paciente. El estudio incluye la medición de la presión interna del ojo durante un periodo de 10 horas, con el fin de conocer las fluctuaciones de la presión intraocular presentes en un día.